• AMATENANGO DEL VALLE

  • Pequeña población de artesanas...

    En Amatenango las mujeres se consideran alfareras mientras los hombres se hacen llamar agricultores, dedicados al cultivo del maíz y fríjol. Los hombres desde muy pequeños aprenden de los trabajos del campo, el padre es el encargado de transmitir a sus hijos este conocimiento.

    Amatenango del Valle, llamado en su lengua Tzo'ontajal “El pueblo de las Alfareras”, se localiza sobre una pequeña elevación que domina un fértil valle cubierto de maizales, a 38 km. de San Cristóbal de Las Casas por la carretera federal 190 hacia Comitán.

    Es un bello pueblo tzeltal que se localiza sobre una elevación que domina un fértil valle cubierto de cultivos, donde persiste hasta nuestros días la utilización de métodos prehispánicos en el proceso de elaboración de alfarería.

    Cada jefe de familia tiene un pedazo de tierra para trabajar y éstas se encuentran ubicadas en los alrededores de la cabecera municipal.

    Sus productos agrícolas son vendidos a una bodega receptora, quien se encarga de distribuirlo a empresas de otras partes de la República.

    Cuenta con una población superior a los 6600 habitantes y se localiza a 1810 msnm. El nombre de Amatenango del Valle significa en náhuatl “lugar fortificado de los amates”; debido a las continuas guerras los pueblos solían ser fortificados; como consecuencia de ello la palabra tenango, sitio amurallado, se convirtió en sinónimo de lugar o pueblo.

    El grupo de tzeltales que formó originalmente el pueblo se estableció en la zona durante le época precolombina y en 1486 fue invadido por tropas aztecas. Después de la conquista de Chiapas en 1528 se le cita como perteneciente a Teopisca y a finales del siglo XVI, ya se había convertido en cabecera por derecho propio.

    La Iglesia colonial domina al caserío tradicional y a las huertas de ésta comunidad tzeltal, célebre por las piezas de barro que las artesanas modelan a mano y luego cuecen con leñas a cielo abierto, evidenciando con esta técnica un fuerte ascendiente prehispánico.

  • Amatenango del Valle
    le ofrece las siguientes actividades:

  • •Compra de Artesanías en Barro

  • •Venta de elotes asados

  • •Visitar Casa de las artesanas

  • •Pasear por las Calles de la Población

  • Tiempo de la Visita: 20 Min.

Haz Click para reservar
  • Debido a las costumbres y tradiciones del lugar no es posible tomar fotografía en la Iglesia y a los santos cuando se realizan procesiones durante las festividades, así como a las artesanas; en este último caso se recomienda si se desea tomar fotografía a las artesanas debe solicitar autorización para hacerlo.

    Atracciones y Arquitectura histórica, Templo de San Francisco: Su origen se remonta al siglo XVII cuya fachada se destaca entre las fachadas chiapanecas por su altura y esbeltez. El templo es de una sola nave con techumbre a dos aguas.

    Arte y Artesanías, aun persiste la utilización de métodos prehispánicos en el proceso de elaboración de alfarería y es célebre por las piezas de barro que las artesanas modelan a mano y luego cuecen con leñas a cielo abierto, evidenciando con esta técnica un fuerte ascendiente prehispánico.

    Ollas, tazones, urnas, jarras, platos cántaros, tinajas, macetas y figuras zoomorfas, son los productos de esta antigua tradición que evoca en el arte de mezclar tierra y agua, modelar barro, secarlo y quemarlo, el primer acto de creación en la cosmovisión maya. Podrá observar a las mujeres con su vestimenta típica compuesta de falda azul, falda roja, huipil blanco bordado en rojo y amarillo y tocado.

    Fiestas y tradiciones, en Amatenango del Valle se celebran diversas fiestas populares, principalmente religiosas, ya que la mayoría de los habitantes practican la religión católica. Dentro de sus festividades está la del 28 al 30 de abril para venerar a San Pedro Apóstol, el 4 de octubre a San Francisco de Asís y el 13 de diciembre a Santa Lucía.

    Dentro de las costumbres que prevalecen en este lugar está la de los bautizos. Los abuelos del niño a bautizar son los que buscan y les hablan a los que serán los padrinos, para eso llevan una ofrenda que consta de una caja de pan y una reja de refresco. Si las personas aceptan, se deja la ofrenda, y si no, se regresa. El padrino es el encargado de comprarle al futuro ahijado dos mudadas de ropa, si es niño, una blanca y otra de color, si es niña, una blanca y otro que es un traje típico.

Mexico Travel Club La agencia de viajes lider en brindar la mejor experiencia al mejor precio - 01 800 890 8687
Diseño y Marketing: DTCMéxico, Todos los Derechos Reservados 2017